Nuevo León avisa por posible mala calidad del aire

El estado de Nuevo León se ha dado a la tarea de avisar por la probable mala calidad del aire en las siguientes horas.
25 de enero de 2017      por Staff Sexenio / Staff Sexenio        

Nuevo León avisa por posible mala calidad del aire
                  Fotografía por: Especial              

El Gobierno del estado de Nuevo León, a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, avisa a la población del área metropolitana de Monterrey de posibles condiciones de muy mala calidad del aire en las próximas horas por la entrada de un frente frío a la región.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, el frente frío número 25 se extenderá por el norte del país, incluyendo el estado de Nuevo León.

Se espera que la masa de aire frío que lo impulsa provoque ambiente frío y vientos fuertes con rachas que pueden superar los 60 km/h sobre el estado, con dirección noroeste y norte-noroeste, con posible formación de tolvaneras o torbellinos, existiendo posibilidad de tener una situación similar a la prevaleciente el pasado fin de semana.

De presentarse estas condiciones climatológicas cabe la posibilidad de que en la ciudad se registren concentraciones de contaminantes muy altas, provocada en especial por partículas menores a 10 micras o PM10, mientras dure el fenómeno. Las PM10 son partículas diminutas de polvo, arena y otros materiales que pueden afectar a los ojos, el sistema respiratorio e incluso el cardiovascular, en caso de exposiciones muy prolongadas o en concentraciones muy altas.

Este aviso se genera de manera preventiva, por lo que pequeñas variaciones en la dirección de los vientos o si las condiciones de humedad relativa son altas, como está pronosticado, podría cambiar la condición del aire a una más favorable.

Ocasionalmente la entrada de un frente frío a la región puede generar vientos muy fuertes y condiciones de muy baja humedad. Cuando estas condiciones se combinan, los fuertes vientos acarrean polvo de las zonas semi-desérticas al norte de la ciudad y recirculan los contaminantes producidos por actividades humanas, como las construcciones, las concreteras y pedreras, los patios de materialistas, los caminos sin pavimentar, los terrenos baldíos sin vegetación, la quema de combustibles sólidos, la industria y los vehículos automotores. Asimismo, esas condiciones son propicias para la propagación de incendios, que empeoran aún más la calidad del aire.

Para esto se deben consultar las concentraciones por hora, disponibles en el sitio de internet: aire.nl.gob.mx.