Obama enfatiza la democracia en su discurso final

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio su discurso de despedida y aprovechó para dar un especial agradecimiento a su esposa, Michelle Obama, así como a sus hijas y a su equipo en general por acompañarlo a lo largo de estos ocho años.
10 de enero de 2017      por Julio Sánchez        

Obama enfatiza la democracia en su discurso final

En su último discurso el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, destacó la democracia del país, la cual señaló que requiere un sentido básico de solidaridad hoy más que nunca en la historia del país.

El mandatario estadounidense, quien cederá el poder a Donald Trump el próximo 20 de enero, destacó que a pesar de las diferencias que existen entre los ciudadanos, todos deben demostrar solidaridad para que salgan adelante todos juntos como nación.

En este sentido, Obama aseguró que hay retos importantes que amenazan a la democracia del país, como la desigualdad, aspecto en el que destacó que hay que seguir trabajando, ya que, aunque se ha avanzado, aún se pueden mejorar muchas situaciones para mejorar la calidad de vida de las minorías.

Con una mejor educación para los jóvenes y el aumento de empleos para todos los sectores en el país, se puede hacer frente a estos desafíos, según señaló Obama. Al respecto, subrayó que en estos últimos ocho años la pobreza ha disminuido, los ricos ahora pagan más impuestos y se ha avanzado en el sector salud.

En materia de salud, el mandatario expresó que los costos en este sector han disminuido, dando así a cada vez más estadounidenses acceso a los beneficios de una salud de calidad. Sin embargo, Obama recalcó que si alguien, refiriéndose a Trump, puede realizar un mejor plan para respaldar a más personas en el sector salud, él apoyará una mejor reforma.

Obama indicó que demostrará su apoyo a lo que sea correcto, debido a que, subrayó, ese es su trabajo como servidor del país, trabajar en favor de la población en general. Manifestó que, si bien hay mucho por lo que seguir trabajando, hoy Estados Unidos es un mejor país de lo que era hace ocho años cuando llegó a la Casa Blanca.

Por último, el presidente agradeció a todos los estadunidenses que confiaron en él y afirmó que ser el mandatario de Estados Unidos ha sido el honor más grande de su vida, además agradeció el apoyo de su esposa, Michelle, de sus hijas, y de su equipo en general.