LA VERDAD. KATE DEL CASTILLO, SU AMBICIÓN Y EL CHAPO
por Héctor B. Parra Rodríguez
13 de enero de 2016

Después de la reaprehensión de Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo” -de por si todo un melodrama- se acumula un capítulo más, el de la “artista” mexicana nacionalizada estadounidense, quien se entrevistó con  el narco delincuente más buscado, para ponerse de acuerdo y filmar la autobiografía de “El Chapo” y llevarla a la pantalla grande, de la mano con el gringo Sean Penn ¡El abusivo lucro sobre la justicia!

Las autoridades de la PGR, no encuentran la O por lo redondo, no saben si aquellos cometieron o no cometieron delito alguno al involucrarse con “El Chapo”,  al saber aquellos individuos el paradero del delincuente que era buscado por las autoridades mexicanas y la Interpol y no denunciar. Por el contrario lograron contactarlo para hacer una entrevista y una película. Entrevista que ya fue difundida por una revista electrónica Estadounidense “The Rolling Stone”.

El conflicto ha trascendido y enfureció a las autoridades estadounidenses, quienes por medio del Jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Nenis McDonough, se mostro irritado; más por el cinismo de las declaraciones de “El Chapo”, dadas al seudoperiodista Sean Penn, cuando confiesa que ha distribuido grandes cantidades de heroína por todo el planeta; que es dueño de barcos, submarinos, aviones y demás que utiliza para al trasiego de la droga.

De inmediato abogados de ambos actores  salieron a la defensa de sus clientes, justificando que no habían cometido delito alguno; el abogado de Sean, Floyd Abrams, justifica que solo le hizo una entrevista en calidad de “periodista” y esos gozan de ese derecho sin que tengan que revelar su fuente, usa su libertad periodística ¡Pero el señor no es periodista! Ahí la gran diferencia. Y la otra, Kate, sus abogados Oscar Manuel Gómez y José Elías Romero Apis, afirman que no cometió delito alguno; si acaso podría ser llamada como testigo y ya.

Arely Gómez, la Procuradora General de la República, titubeante dice que están analizando si cometieron o no delito, tal vez encubrimiento, dijo la Señora, pero los abogados de la PGR, lo están analizando; también agregó que podrían ser llamados a declarar como testigos –inicialmente- y posteriormente resolver sobre su situación jurídica.

En los Estados Unidos se comenta –allá si es más estricta la justicia- que Sean Penn y Kate del Castillo, podrían haber cometido los delitos de obstrucción de la justicia y conspiración. Lo cierto que el actor estadounidense es un dependiente de las drogas y necesita de ellas, así que El Chapo, seguramente es uno de sus distribuidores, aunque no personal por supuesto. Y Kate del Castillo es my probable, no se le sabe, aunque es conocido que en el ambiente artístico la mayoría consume alguna droga, pruebas hay muchas de ello, incluso causando la muerte de varios de ellos. Drogas y farándula son siameses.

Y las entrevistas sediciosas no se hicieron esperar, como la de doña Carmen Aristegui, cuando al formular las preguntas a Kate del Castillo, se va sobre los temas de “La Casa Blanca” y no sobre el meollo del asunto ¡Oportunismo rampante! Kate se salió por la tangente y aquella insistía en poner “palabras en su boca” para que asintiera la pregunta que encerraba afirmación. Turbia la entrevista.

El fondo del asunto -ahora se sabe- era la filmación de la película biográfica de la vida de “El Chapo”; que, por cierto, había realizado suntuosos regalos a Kate del Castillo, quien sería la protagonista del film. El asunto entre ellos –el egocentrismo acendrado- el negocio, el lucro, independientemente de lo odioso de la declaración que hiciera la señora Kate,  al confesar que creía más en el Chapo que en las autoridades mexicanas ¿Hasta dónde se encuentra y concentra su odio por las autoridades mexicanas que para ella vale más el delincuente que ha causado miles de muertes, que las autoridades de México? Vaya distorsión y desequilibrio mental. No cabe duda que su divorcio, liviandades y filmaciones de telenovelas delincuenciales le ha transformado la realidad ¿De verdad se sentirá La Reyna del Sur?

Total que de acuerdo al Código Penal federal y a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, parece ser que se podrían escapar de pisar la cárcel estos protectores de delincuentes. Por eso es importante que acudan cuanto antes a rendir su declaración como testigos y desprender de sus dichos la posibilidad de la comisión de un hecho delictivo. Por eso estamos como estamos, con tanto protector de delincuente.

Aunque a estas alturas seguramente ya están bien aleccionados por sus abogados y solo dirán lo necesario a pesar de que ayudaron al delincuente por el cual pagaba los gobiernos de Estados Unidos y México, muchos millones de dólares y pesos por su captura y prefirieron desperdiciar el dinero, imaginado que obtendrían más con la película que ya no podrán hacer con “El Chapo”.

Se les esfumó el negocio. Veremos qué sucede en los Estados Unidos, esperemos que allá sí les instruyan proceso, aunque el señor Exdirector de Operaciones Internacionales de la DEA, Mike Vigil, dice que no cometieron delito alguno.