JJ, bravucón e intolerante
por Paulo Yolatl
14 de marzo de 2017
El presidente municipal de San Pedro Cholula José Juan Espinosa Torres, demostró una vez más su carácter explosivo.
No es la primera vez que agrede a un reportero que cuestiona su trabajo.
 
¿Bravucón?
Sí, mucho.
 
¿Intolerante?
Demasiado.
 
La nueva historia del llamado JJ, antes “Niño Naranja”, se escribió la mañana de este martes 14 de marzo en el restaurante La Mexicana, ubicado en el Centro Histórico de Puebla.
Hasta ese lugar llegaron tres reporteros del periódico 24 Horas, quienes a través de una investigación exhibieron días antes su verdadera fortuna, la cual trató de esconder en su declaración 3 de 3.
El alcalde tuvo la oportunidad de responder a los señalamientos, desaprovechó la oportunidad de hacerlo ante los demás representantes de los medios de comunicación, por el contrario, se mostró intolerante y altanero ante los reporteros, evadió la mayoría de las preguntas.
 
Fue grosero y los insultó, todo quedó evidenciado en un video que ya está circulando en las redes sociales.
 
¿Nos debe asombrar su actitud?
 
No, José Juan es así, siempre ha sido así, le gusta el protagonismo, le gusta hacerse la víctima, le gusta hacerse el valiente, pero a la mera hora se esconde como un conejo cuando va a ser cazado.
 
Aquí dos casos más que marcan su negro historial:
 
La bragueta del Niño Naranja
 
En 2006 José Juan Espinosa, quien en ese momento también se desempeñaba como dirigente estatal del Partido Convergencia, perdió los estribos y encaró a un reportero que criticó su ineficiente trabajo en la LVI Legislatura.
 
Los hechos se registraron en el patio central del edificio legislativo la tarde del martes 1 de agosto; en presencia de varios reporteros y del entonces coordinador de la bancada del PAN, Víctor León Castañeda. Espinosa Torres enfrentó al reportero y columnista del periódico Síntesis Alfonso González Téllez, quien había criticado la ausencia del legislador a la última sesión del segundo periodo parlamentario donde se aprobó la cuenta pública del entonces gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, su padrino de bodas.
“Te voy a recomendar que no me andes cuidando la bragueta cabrón”, le advirtió al reportero, quien además recibió unas fuertes palmadas en el pecho que le propinó José Juan.
Los presentes trataron de calmar al diputado que retó a Alfonso González a resolver sus diferencias “como hombrecitos” y por si fuera poco, le dio un jalón de orejas; fue entonces cuando el columnista no se quedó con los brazos cruzados y también respondió.
 
Sin embargo, el Niño Naranja le dio otras palmadas en el pecho y lo amenazó: “Ten cuidado”, segundos después huyó de la escena no sin antes también amenazar a quienes trataron de controlarlo.
 
 
También retó a golpes al Presidente de la Gran Comisión.
 
En una ocasión, cuando fue integrante de la LVI Legislatura, a golpes quiso resolver sus diferencias con el entonces presidente de la Gran Comisión, Pericles Olivares Flores, quien pertenecía a la bancada del PRI.
 
La discusión se generó luego de que el Niño Naranja no paró de criticar a los priistas en general, situación que molestó a Olivares Flores quien de inmediato le preguntó que si en esas críticas estaba incluía su esposa Nancy de la Sierra Arámburo, que pertenecía a la bancada del Revolucionario Institucional.
 
Los dos estuvieron a punto de golpearse en el estacionamiento del Congreso del Estado, pero fueron contenidos por quien en ese momento era coordinador de prensa de la bancada tricolor.
 
El negro historial del JJ sigue creciendo y crecerá más.
Al final de la rueda de prensa de este martes, también tuvo que pagar la cuenta, seguramente con cargo a los cholultecas.